domingo, 11 de noviembre de 2012

Toxicidad de Nimesulida



Toxicidad de Nimesulida


Por: José Gabriel Ávila Rivera

2012-11-09 04:00:00


Los primeros casos de intoxicación por Nimesulida, que es una medicina clasificada como Anti Inflamatorio No Esteroide (AINE) y que sirve para controlar dolor, inflamación y fiebre, fueron informados en Montevideo, Uruguay, en cinco mujeres con edades de 32 a 80 años y de las cuales, dos fallecieron por hepatitis calificada como fulminante, en el año de 19991. Esto generó una polémica que iba a culminar con una serie de investigaciones encaminadas a determinar el verdadero perfil de seguridad de este medicamento.

Llama la atención el trabajo de Giuseppe Traversa 2 en el que con un estudio de 400 mil individuos, lo que representó un promedio de 2 millones de recetas de medicinas para controlar dolor e inflamación o AINES incluyendo Nimesulida, no encontró diferencias estadísticamente significativas con respecto al riesgo de desencadenar efectos secundarios de un carácter tan grave como el que se informó en Uruguay en su momento. Sin embargo, la alarma estaba ya dada, lo que condicionó la prohibición en el uso de esta medicina en algunos países. Estados Unidos estuvo a la cabeza, lo que provocó que la Agencia Europea de medicamentos (EMEA) ahondara en investigaciones que iban a culminar con la suspensión temporal en el mercado en 2002.

Una serie de trabajos de investigación posteriores plantearon que la relación entre el riesgo y el beneficio con respecto a la administración de Nimesulida era definitivamente favorable, por lo que el Committee for Proprietary Medicinal Products (CPMP) autorizó en Europa su comercialización. Desde entonces, en nuestro país se ha utilizado ampliamente, sobre todo por pediatras por las cualidades antipiréticas (para bajar la fiebre) y analgésicas.

En lo personal, calculando una dosis ponderal de 3 a 5 miligramos por kilogramo de peso en dos tomas, cada 12 horas, no más allá de 5 a 7 días, me ha permitido por muchos años valorar un alto perfil de seguridad del medicamento, literalmente sin efectos secundarios que vayan más allá de alguna irritación estomacal que se resuelve suspendiendo el fármaco e incrementando el número de alimentos por día, en fracciones que no impliquen un aumento en la cantidad de comida. Me ha sido también particularmente útil en indicarlo para personas de edad avanzada, quienes tienen la complicación de poder deglutir una tableta. Incluso, anecdóticamente puedo decir que en suspensión pediátrica, retener la medicina e irla deglutiendo lentamente ayuda a desinflamar la garganta (aunque la absorción se da esencialmente en el estómago), efecto que debe ser más subjetivo que real.


Pues resulta que hace unos días, la Comisión Federal para la Protección de Riesgos Sanitarios (Cofepris) acaba de prohibir la venta de Nimesulida, a través de un comunicado, después de haber recibido “reportes” de reacciones adversas. Curiosamente unos renglones después, se lee: “cabe señalar que hasta el momento, la Cofepris no tiene reportes de reacciones adversas en niños por el uso de este medicamento, pero sí se han recibido 136 en adultos”. Sin embargo, en una forma realmente increíble, los primeros a quienes se solicitó la prohibición de prescribirlo fue a los pediatras que seguramente deben estar bastante extrañados por este tipo de decisiones que nada tienen de científico, que quitan de su arsenal terapéutico un medicamento bastante útil, que ponen a temblar a las farmacias que tienen en anaqueles medicinas que al no poderse desplazar representarán una pérdida total y sobre todo, que menosprecian las opiniones y criterios médicos que deben surgir a través de investigaciones farmacológicas precisamente en nuestro país. Esta es apenas una pequeña muestra de lo que sucede en el área de la salud en México, donde es más fácil prohibir la utilización de una medicina clínicamente probada como efectiva; pero es imposible retirar del mercado aparatos de vibración para fortalecer los músculos, levantando senos y glúteos, con un altísimo riesgo de provocar desprendimientos de retina o lesiones articulares; e incluso el consumo de medicinas milagrosas que supuestamente sirven para todo pero que en realidad solamente se producen para el lucro infame de unos cuantos que, aprovechándose de los medios, engañan a la gente en una forma verdaderamente cruel y desalmada.
..............................

1 McCormick et al. Cox 2 inhibitor and fulminant hepatic failure. Lancet 1999;353:40–41

2 Traversa G et al. Cohort study of hepatotoxicity associated with nimesulide and other non–steroidal anti–inflammatory drugs. BMJ 2003; 327: 18–22.

http://www.lajornadadeoriente.com.mx/columna/puebla/epidemio/toxicidad-de-nimesulida_id_16143.html

-----------------



NI TAN SIQUIERA " COFEPRIS " HA SIDO CAPAZ DE RETIRAR EL "ACLIMAFEL/VERALIPRIDA" QUE TANTISIMOS DAÑOS E INCLUSO IRREVERSIBLES, ESTÁ OCASIONANDO A LAS MUJERES EN MÉXICO, RETIRADO EN 2007 POR LA EMA., NUNCA AUTORIZADO POR LA FDA.

¿ PORQUÉ NO LO RETIRA " LABORATORIOS CARNOT" ?

Publicar un comentario

ASOCIACIÓN "AGREA-L-UCHADORAS DE ESPAÑA" -- N.I.F.: G-65111056

ASOCIACIÓN "AGREA-L-UCHADORAS DE ESPAÑA" -- N.I.F.: G-65111056
Teléfonos: 630232050 / 6618311204 / 636460515 - NUESTRA JUNTA DIRECTIVA ESTÁ FORMADA POR: PRESIDENTA: MARÍA JOSÉ HERRERA RODRÍGUEZ - VICEPRESIDENTA: ROSARIO CARMONA JIMÉNEZ - TESORERA: CONCEPCIÓN GONZÁLEZ PEREZ - SECRETARIA: FRANCISCA GIL QUINTANA

agrealluchadoras@gmail.com PRESIDENTA-618311204-SECRETARIA: 630232050- VICEPRESIDENTA:636460515