miércoles, 17 de agosto de 2016

Dª BELÉN CRESPO DIRECTORA GENERAL DE LA AGENCIA DEL MEDICAMENTO ESPAÑOLA --- SE VA USTED A OTRO PAÍS A PRESTAR APOYO TÉCNICO SOBRE LOS MEDICAMENTOS. ¿ QUIÉN NOS APOYA EN ESPAÑA A LAS MUJERES QUE TOMAMOS EL MEDICAMENTO: AGREAL/VERALIPRIDA QUE POR UN "NO" CONTROL NI VIGILANCIA DEL MISMO POR MAS DE UNA VEINTENA DE AÑOS, NOS DEJÓ SIN " SALUD Y CASI SIN VIDA POR DICHO MEDICAMENTO? ¡¡¡ VAYA HIPROCRECIA Dª BELÉN CRESPO!!!. CLARO QUE SABEMOS QUE TODOS LOS MEDICAMENTOS PRODUCEN EFECTOS ADVERSOS. PERO CUANDO SE OCULTAN CON PREMEDITACIÓN Y ALEVOCIA ¿ COMO LO VAMOS A SABER Dª BELÉN CRESPO, COMO LO HICIERON CON EL AGREAL?

La ceguera de la justicia (I)






Miércoles, 10 Agosto 2016 05:23   Miguel Ángel Vicente Opinion


Ante la Sentencia del Tribunal Constitucional denegando las indemnizaciones a los afectados de minusvalías y malformaciones derivadas de la ingesta de la Talidomida por sus progenitoras, vamos a recordar el artículo que se publicó en este mismo Diario Digital el pasado día 21 de Octubre de 2.015, en relación, entonces, con la Sentencia del Tribunal Supremo que denegaba igualmente dichas indemnizaciones y seguiremos con una o dos entregas más.

A la hierática dama que simboliza la justicia (reminiscencia de las cariátides del Erecteión de Atenas), con una espada en la mano derecha (signo de poder) y una balanza en la izquierda (signo de equilibrio y equidad), se la presenta con un tercer signo o elemento, cual es el de la venda sobre los ojos, que le impide totalmente ver (signo de imparcialidad y ecuanimidad). Pero lo cierto y tal como están las cosas, no sé si habría que revisar estos símbolos, porque respecto del poder hoy día lo encontramos mediatizado por los otros dos poderes, el Ejecutivo y el Legislativo, que junto con el propio Judicial, constituyen el esqueleto dinosáurico (por su presunta fortaleza) en el que descansa todo el entramado sobre el que se asienta el Ordenamiento Jurídico que rige (o debería regir) en un verdadero Estado de Derecho, Democrático y de Bienestar Social, lógicamente con la virtud de la independencia entre sí de que los dotara en su tratado, “El espíritu de las leyes”, en el siglo XVIII, Charles Louis de Secondat, Señor de la Brède  y  Barón de Montesquieu; en relación con el equilibrio, porque hace tiempo que a nuestra justicia se le paró el reloj, y, o bien porque se ha roto alguna de las cuerdas que sujetan los platillos de la balanza, o bien porque se hayan enredado entre sí, el fiel de la misma está en continuo desnivel, bien a la diestra, bien a la siniestra, si es que no se ha quedado varado; y, finalmente, respecto de la venda parece que se dirige más a provocar en sus señorías una ceguera tal que les impide la visión de los hechos y, lo que quizás sea peor, los textos normativos y su correcta interpretación y aplicación o, al menos, les provoca una distorsión de tal calibre que deriva en una aplicación de la justicia “a ciegas”.

Ya he apuntado en alguna ocasión que la JUSTICIA, así, con mayúsculas, como expectativa de la sociedad receptora de la misma, implica un plus, un algo más que, simplemente, abrir el Código Penal (o la ley de que se trate) por ésta o aquélla página, por éste o aquél artículo, y aplicarla a rajatabla literalmente, debiéndose atender a las circunstancias del caso en relación tanto del presunto trasgresor de la norma, como de las víctimas objeto de la trasgresión, en concomitancia con los valores (¡Ay, los valores!) en juego en la sociedad en el momento de la perpetración de los hechos transgresores, así como vislumbrar  la auténtica finalidad de la norma promulgada por el legislador, de lo que se deduce y colige que el acto de juzgar requiere de un hacer por parte del juzgador, que no puede quedarse sentado y cruzado de brazos viéndolas venir, alegando imprevisión o deficiencia legislativa, pues de sabios es saber que la ley escrita no puede llevar consigo un manual de interpretación y aplicación, para cuyas labores está el juez, pues de lo contrario se haría innecesaria la existencia de éste, ya que la aplicación de la ley sería simplemente mecánica (como el centrifugado de una lavadora), fría (como el mármol) e insensible (como un cuerpo inerte). Este eslabón, esencial y fundamental, para conseguir el fin último para el que se dió tal o cual norma, es la interpretación y, en su caso, integración, de aquélla, llevada a cabo por el juez, quien debe exprimirla (como se hace con una naranja o un limón) para sacarle todo el jugo que conlleva y, finalmente, de esta manera, dar satisfacción al perjudicado e imponer el castigo adecuado al trasgresor de la misma, y, en la medida de lo posible, reponer a su estado inicial el bien jurídicamente protegido y violentado y satisfacer la reparación del daño causado al perjudicado. En definitiva, se trata de interpretar la ley “ultra vires litterae”, es decir, más allá de las fuerzas de lo escrito y, por ende, de su literalidad, y hasta sus últimas consecuencias. En ello radica la grandeza de la tarea del juzgador y la alta misión que le está encomendada de cara a la sociedad a la que debe servir, para alcanzar el grado de justicia y de equidad que cada caso requiere y demanda. Pues de lo contrario, bastaría con una máquina expendedora de sentencias (a la manera de una máquina  expendedora de Coca-Colas), a la que solo habría que introducir los datos y los hechos oportunos y los artículos de las correspondientes normas legales  (como se introduce un euro en la citada máquina expendedora de Coca-Colas), y nos saldría la sentencia pura y cabalmente, incluso, fresca como el citado refresco; lo cual conllevaría la supresión o, al menos, la reducción drástica de los Órganos Jurisdiccionales, pues su función  sería desempeñada, quizás, con más grado posible de certeza y fiabilidad, por las citadas máquinas.

Pues bien, ¿puede decirse que el Pleno de la Sala de lo Civil del  Tribunal Supremo (por ocho votos frente a uno) ha hecho justicia al rechazar resarcir a los afectados por la talidomida, como pretendía el recurso interpuesto ante el Alto Tribunal por la Asociación de Víctimas  de la Talidomida en España (Avite) que reclamaba indemnizaciones por la discapacidad que les generó el medicamento?.

Parece evidente que no, por muy legal que sea su decisión, totalmente carente de sentido común, de justicia y de equidad y, por cierto, en contra del criterio del Ministerio Público, basada en que la acción de reclamación estaba prescrita por haber transcurrido 50 años (según el Tribunal “la prescripción no está basada en principios de estricta justicia, sino de seguridad jurídica”) y liberando de responsabilidad a la farmacéutica alemana Grünenthal, anulando las compensaciones económicas fijadas por el Tribunal de Instancia, cuya sentencia revocó la Audiencia Provincial de Madrid en 2.014 absolviendo  a la citada farmacéutica.

Deja, como pobre consuelo, la puerta abierta a futuras reclamaciones fundadas en la aparición de daños no conocidos o en la agravación de los actuales, como si no fueran poco las malformaciones en las extremidades y otras secuelas que produjo la administración del maldito medicamento en los niños nacidos de las embarazadas a quienes se administró, en los años 50, para aliviar las náuseas y vómitos producidos por el embarazo, sin tener en cuenta los fallecidos, calculándose el número de afectados en España sobre unos 3.000, de los que apenas quedaban unos 500 supervivientes, cuando se tuvo conciencia del origen de las malformaciones en los nacidos de madres que habían tomado el medicamento, y fue en 2.013 cuando un grupo de 183 afectados interpuso finalmente una demanda civil contra Grünenthal.

Náuseas y vómitos, sin lugar a duda, habrá producido en los afectados esta decisión, más teniendo en cuenta que a miles de afectados en otros países (Alemania, Japón o Australia) el laboratorio fabricante sí ha pagado indemnizaciones millonarias, demostrando la escasa protección que las Instituciones que se nutren del sudor, sangre y lágrimas del trabajo de los ciudadanos, a través de los impuestos que pagamos, en este país, aún hoy, a duras penas, llamado España, no están a la altura de las circunstancias, y dejan en evidencia a nuestros gobernantes que parecen no hacer otra cosa que mirarse el ombligo. En fin, esperamos que el Constitucional o en Estrasburgo le enmienden la plana al Supremo y le den un buen tirón de orejas, reparando la injusticia y la tropelía cometida contra quienes han pervivido durante más de 50 años con el lastre de la discapacidad física que les provocó el medicamento en cuestión, cuyas malformaciones y efectos teratogénicos, para conocimiento de sus señorías, no prescribirán nunca por el transcurso del tiempo. 

MIGUEL-ÁNGEL VICENTE MARTÍNEZ
10 de Agosto 2.016

http://www.albaceteabierto.es/albacete-noticias/item/19830-la-ceguera-de-la-justicia-i-miguel-angel-vicente-opinion-albacete-abierto

La ceguera de la justicia (II)







Miércoles, 17 Agosto 2016 06:50   Miguel Ángel Vicente Opinion.


Terminábamos la entrega anterior en espera de que el Tribunal Constitucional Español, enmendara la plana al Tribunal Supremo respecto del Recurso de Casación interpuesto por la Asociación de Víctimas de la Talidomida (AVITE), ante éste último Tribunal, contra la Sentencia de la Audiencia Provincial de Madrid, que consideró que el derecho a ser indemnizados los afectados derivados de la ingesta de dicho medicamento, había prescrito, confirmando el Tribunal Supremo dicho criterio, por cierto, en contra de la opinión de la Fiscalía, y, por tanto, negando todo tipo de indemnización a quienes sufrieron las malformaciones físicas y psicológicas que dicho fármaco les produjo.

Ahora, el Tribunal Constitucional no ha admitido el recurso de amparo presentado por la dicha Asociación de Víctimas de la Talidomida (AVITE) contra la dicha Sentencia del Tribunal Supremo de Septiembre de 2.015, con la expectativa  de que las víctimas de la talidomida fueran indemnizadas por las secuelas que sufren y sufrirán, de por vida, por la ingesta que sus progenitoras hicieran, para paliar las náuseas que normalmente acompañan a un embarazo, de la citada medicación de la talidomida y cuya reclamación se dirigía hacia la farmacéutica que la comercializó, la alemana Grünenthal GmbH, siendo España “el único país del mundo en el que el culpable demostrado sale libre de todo mal y toda causa”, así se manifestaba, al conocer el veredicto del Constitucional el Vicepresidente de la Asociación de Víctimas de la Talidomida (Avite), Rafael Basterrechea. Y añade: “La Justicia Española libera de toda responsabilidad a la empresa que asesinó y mutiló a 3.000 españoles. La farmacéutica Grünenthal no sólo se ha librado de indemnizar a los que ya han muerto, sino además a los mutilados”. El Tribunal Supremo ya rechazó en Septiembre de 2.015 el recurso de las víctimas y les negó la indemnización que pidieron al laboratorio en cuestión, el cual comercializó un medicamento para embarazadas que causó malformaciones a miles de niños en la década de los años 50 y 60, por entender que la acción para la exigibilidad de dichas indemnizaciones había prescrito. El propio Barrenechea da en el clavo al calificar esta posición de nuestro más Alto Tribunal, al decir que “tú tienes que pensar que las instituciones que financias están para defenderte, luego la realidad te demuestra que los señores juristas, que viven muy bien y se van a jugar a los campos de golf, hacen lo que  quieren y defienden a quien defienden, al fin y al cabo, esos campos de golf los pagan las farmacéuticas, no los pagamos nosotros”. Y remacha asegurando que la lucha no ha sido sólo contra la farmacéutica, sino “contra un Estado inmovilista y sinvergüenza” y no le falta razón, en tanto en cuanto, en este asunto, algo habría de decir el Ministerio de Sanidad, que para aclaración de todos y que no quepa duda alguna, forma parte del Gobierno de España, y que, por acción u omisión, alguna responsabilidad tendrá también en este triste y lamentable suceso.

En cualquier caso, en este triste y lamentable suceso, repito, una vez más, la Justicia ha quedado con el culo al aire, teniendo en cuenta que las víctimas de otros muchos Estados, tales como Alemania, Japón o Australia han sido indemnizadas y muy generosamente, por cierto, o como en Canadá donde el propio Gobierno se implicó en indemnizar a las víctimas, pero, al parecer, en estos países existen unas verdaderas instituciones que cumplen, bien y fielmente con la misión y las obligaciones que les están constitucionalmente encomendadas, en aras de la defensa y protección de los intereses y los derechos de sus ciudadanos. En fin, un caso más, en el que quienes tenían la misión de hacer JUSTICIA, se han lavado las manos como las manos se lavó Poncio Pilatos, entregando a su suerte a Jesucristo ante la chusma del pueblo hebreo, y a cuyas señorías habría que espetar, que bien pudiera haber prescrito la acción para reclamar las indemnizaciones, que no parece esté muy claro, según se desprende de los autos, pero habría que recordarles que lo que sí, nunca jamás, van a prescribir son las secuelas y mutilaciones, no sólo físicas, que también, sino morales, que de por vida van a perseguir a los afectados. No queda otra vía que el recurso ante el Tribunal de Derechos Humanos de Estrasburgo, con lo que de calvario anímico y económico va a suponer para el colectivo.

Hay que recordar, como información, que el fármaco de la Talidomida fue comercializado entre los años 1.957 y 1.963 como sedante y calmante de las náusea durante los tres primeros meses de embarazo. Provocó miles de nacimientos de bebés afectados de “focomelia”, anomalía congénita que se caracterizaba por la carencia o excesiva cortedad de las extremidades. No es de extrañar ante esta reiteración de la ¿justicia? negando la mayor a los afectados, que, además de las manifestaciones arriba señaladas expresadas por el Vicepresidente de la Asociación de Víctimas de la Talidomida (AVITE), Rafael Basterrechea, una vez conocida la desestimación del recurso de amparo por el Tribunal Constitucional, las que manifestara, en su día, ante la Sentencia del Tribunal Supremo: “estaba en el guión, pero no lo entiende ni el que la dictó”; “estoy un poco avergonzado de ser español. Seguramente de 47 millones de españoles, solo entienden el fallo 11”; “el que tiene hace lo que quiere, y el que no tiene se aguanta”; “la lucha no ha terminado. Ahora tenemos que digerir el palo, pero nos quedan el Tribunal Constitucional y el de Derechos Humanos de Estrasburgo. Lo que pasa es que cada vez estamos más cansados. Cada proceso son años y dinero. Al final ganaremos cuando tengamos ochenta años o hayamos muerto y cobren la indemnización nuestros hijos o  nuestros nietos”.

Como se ve el desánimo y la tristeza hizo mella entonces (ante la Sentencia del Tribunal Supremo) y la habrá hecho ahora (ante la Sentencia del Tribunal Constitucional) en el colectivo de afectados. Esperemos que en Estrasburgo corran corrientes de aire fresco y de justicia auténtica que logre mitigar, al menos económica y moralmente, a un colectivo al que parece haberle dado la espalda las Instituciones Españolas.

En verdad, que los afectados de este colectivo no merecían en su lucha haberlo hecho contra los elementos, así como manifestó Felipe II cuando la Armada Inglesa deshizo a la Invencible Española en la batalla de Trafalgar.

MIGUEL ÁNGEL VICENTE MARTÍNEZ

   17 DE AGOSTO DE 2016

http://www.albaceteabierto.es/albacete-noticias/item/19922-la-ceguera-de-la-justicia-ii

jueves, 11 de agosto de 2016

NUESTRA ASOCIACIÓN ES MUY CONOCEDORA DE CASI TODO LO QUE COMENTA LOS SANOFIS, DE LO QUE PUBLICAMOS, LAS VERDADES, CON VIDEO INCLUIDO SOBRE TODO LO QUE OCULTÓ SOBRE EL AGREAL ESTOS LABORATORIOS. TAMBIÉN SE NOS INFORMA DE LOS COMENTARIOS QUE LOS SANOFIS, COMENTAN, DICEN.. SOBRE EL BOYCOT QUE PEDIMOS SOBRE SUS MEDICAMENTOS SOBRE EL "SINDROME DEL AGREAL". PUES AHORA, REDOBLAMOS DICHO "BOYCOT" A "TODOS LOS MEDICAMENTOS DE LOS LABORATORIOS SANOFI, SANOFI AVENTIS, SANOFI SYNTHELABO ...." EN SOLIDARIDAD A TODAS LAS MUJERES EMBARAZADAS QUE TOMARON EL MEDICAMENTO: DEPAKINE" POR OCULTAR QUE EL FETO......




Sanofi ocultó los riesgos de un medicamento en embarazadas

  • La agencia francesa del medicamento señala que puede haber “miles de afectados”
  • El medicamento Dépakine puede provocar malfornaciones en el feto y problemas de desarrollo en el niño
El laboratorio farmacéutico Sanofi ocultó supuestamente los riesgos que comportaba el consumo de uno de sus medicamentos a las embarazadas y las autoridades sanitarias del país no avisaron a las familias de los mismos cuando los conocieron, reveló este miércoles el semanario francés Le Canard Enchainé.

La publicación asegura que el laboratorio conocía hace años que el consumo de Dépakine, un antiepiléptico, podía conllevar riesgos del 10% de malformación del feto, y de entre el 30% y el 40% de problemas de desarrollo del niño. Pese a ello, unas 10.000 embarazadas tomaron esa medicina entre 2007 y 2014, por lo que puede haber “miles de afectados”, según un informe de la Agencia del Medicamento revelado por el medio francés. El cálculo es difícil de hacer pues el fármaco se vende desde 1967, aunque las autoridades sanitarias no pueden saber antes de 2007 cuántas embarazadas lo tomaron.


Según el semanario, el Ministerio de Sanidad conocía el informe hacía meses, pero el pasado día 22, jornada en que las autoridades sanitarias se reunieron con miembros de la agencia al respecto, se decidió no informar a las familias de sus conclusiones.

El abogado de los afectados, Charles Joseph-Oudin, acusó a laboratorio francés de haber ocultado “un escándalo sanitario” que afecta “a miles de personas”, aseveró. “Al no haber alertado antes, muchas familias han perdido tiempo para diagnosticar los problemas que tenían sus hijos”, señaló el letrado. Además, aseguró que no cree que el Gobierno haya ocultado información, pero sí que “no ha hecho su trabajo” de vigilancia y control del laboratorio. Indicó que están trabajando con Sanidad para poner en marcha un mecanismo de indemnización a las víctimas. Sanofi cerró con una caída del 2,52% en la cotización.

El semanario señala que los riesgos de malformación derivados del medicamento eran conocidos desde los años ochenta, pero que en el prospecto del producto se limitaron a indicar: “prevenir rápidamente a su médico en caso de embarazo”. Por lo que se refiere a los problemas de desarrollo, la revista indica que los primeros estudios datan de los años noventa, pero que en lugar de aplicar el principio de precaución optaron por no prevenir a las embarazadas hasta 2006. Pero ni siquiera entonces alertaron a las familias de los riesgos y solo en 2010 el prospecto precisaba que su consumo podía comportar “malformaciones del feto”, y “problemas de desarrollo y de autismo” en el niño.

En 2014 se avisó a los médicos de esos riesgos y el año pasado se impuso que las pacientes que lo tomaran firmaran un documento en el que afirmaban conocerlos. Este diario intentó contactar con Sanofi para conocer su versión sin obtener respuesta.

http://cincodias.com/cincodias/2016/08/10/empresas/1470851574_258784.html

----------------------

ESTA ASOCIACIÓN AGREAL LUCHADORAS DE ESPAÑA, SOLICITA Y PIDE AL MUNDO ENTERO:

"REDOBLAR ESFUERZOS PARA" 
















jueves, 4 de agosto de 2016

ACLIMAFEL/ VERALIPRIDA EN MÉXICO ..... AYÚDENNOS








                                       

Acá en México, nuestra mamá tomó Aclimafel por dos años y medios.

Como nos pueden ayudar desde España para que nuestra madre mejore de los temblores y depresión que está sufriendo.

Los médicos de aquí nos dicen que no es por el Aclimafel pero nunca nuestra madre ha tomado otro medicamento, pero cuando les platicamos a los médicos que solo ha tomado el Aclimafel, nos responde que es por la menopausia.


Ayúdennos. 

-------------------------------
SU CORREO, LE SERÁ ENVIADO A NUESTRA GRAN LUCHADORA AHÍ EN MÉXICO: GABRIELA CAMPOS.

------------------------------------




jueves, 14 de julio de 2016

ACLIMAFEL / VERALIPRIDA EN MÉXICO ------ BOYCOT TOTAL Y ABSOLUTO A LOS MEDICAMENTOS DE LOS " LABORATORIOS CARNOT EN MÉXICO Y PAÍSES QUE VENDAN SUS MEDICAMENTOS

 








ACLIMAFEL/VERALIPRIDAD-- LABORATORIOS CARNOT MÉXICO --- BOICOT TOTAL Y ABSOLUTO A TODOS LOS MEDICAMENTOS DE ESTOS LABORATORIOS, HASTA SU RETIRADA DEL "ACLIMAFEL/VERALIPRIDA EN MÉXICO"























Fortalece SSG el programa de farmacovigilancia en el Estado----- LAS MUJERES AFECTADAS EN ESPAÑA POR LA VERALIPRIDA, NOS PREGUNTAMOS: ¿ A QUÉ ESPERAN A RETIRAR DEFINITIVAMENTE EL MEDICAMENTO: ACLIMAFEL/VERALIPRIDA?

Fortalece SSG el programa de farmacovigilancia en el Estado.

El Sol de León
11 de julio de 2016

Redacción

GUANAJUATO, Gto.- La Secretaría de Salud de Guanajuato en conjunto con la Dirección de Protección de Riesgos Sanitarios fortalece el programa de farmacovigilancia mediante la notificación de sospecha de reacciones adversas a medicamentos, informa el doctor Ignacio Ortiz Aldana, Secretario de Salud.

En el primer trimestre del 2016 se han recibido 51 avisos de sospecha de reacciones adversas, obteniendo una avance del 33.5 por ciento de acuerdo a la meta establecida.

Ortiz Aldana informó que en los últimos ocho años se ha tenido un incremento en el número de notificaciones de sospechas de reacciones adversas a medicamentos tanto en unidades médicas públicas y privadas.

Esta vigilancia es continua de acuerdo a los lineamientos del programa Impulso que desde el Gobierno del Estado busca mejorar la calidad de vida de la población.

Agregó que con esta medida se tomarán las medidas necesarias así como la restricción del uso, indicaciones, dosis, retiro del mercado, entre otras acciones.

Con ello se garantiza la eficacia y seguridad del uso de los medicamentos que se comercializan en el país.

Los medicamentos se utilizan para curar, atenuar o diagnosticar una patología, por lo que está expuesto al riesgo de que éste provoque una reacción adversa en el usuario.

El Secretario de Salud explicó que todo el medicamento tiene la capacidad de causar reacciones adversas, la cuales van desde pequeñas molestias hasta aquellos que pueden causar efectos graves que ponen en peligro la vida del paciente.

Guanajuato implementa el Programa de Farmacovigilancia con el objetivo de crear la cultura, para que médicos de sectores públicos y privados notifiquen las reacciones adversas de los medicamentos en su caso.

http://www.oem.com.mx/elsoldeleon/notas/n4224116.htm

------------------------------

A ESTA ASOCIACIÓN DE ESPAÑA, NOS HAN LLEGADO CIENTOS DE CASOS DE MUJERES MUY AFECTADAS POR EL MEDICAMENTO: ACLIMAFEL/ VERALIPRIDA.



ASOCIACIÓN "AGREA-L-UCHADORAS DE ESPAÑA" -- N.I.F.: G-65111056

ASOCIACIÓN "AGREA-L-UCHADORAS DE ESPAÑA" -- N.I.F.: G-65111056
Teléfonos: 630232050 / 6618311204 / 636460515 - NUESTRA JUNTA DIRECTIVA ESTÁ FORMADA POR: PRESIDENTA: MARÍA JOSÉ HERRERA RODRÍGUEZ - VICEPRESIDENTA: ROSARIO CARMONA JIMÉNEZ - TESORERA: CONCEPCIÓN GONZÁLEZ PEREZ - SECRETARIA: FRANCISCA GIL QUINTANA

agrealluchadoras@gmail.com PRESIDENTA-618311204-SECRETARIA: 630232050- VICEPRESIDENTA:636460515